Kuragehime (literalmente, “Princesa Medusa”) es una serie dirigido al publico femenino adulto “josei”, el cual el manga es escrito e ilustrado por Akiko Higashimura. Se comenzó la serialización en la revista de manga Kodansha desde el 10 de noviembre de 2008, hasta ahora cuenta con 6 tomos y continuando [*]. La adaptación al anime que fue de 11 episodios, producido por Brain’s Base y salió al aire en el bloque de Fuji TV la programación Noitamina entre octubre y diciembre de 2010.

Tsukimi es una chica geek obsesionada con las medusas, que vive en un edificio “Amamizukan” donde los hombres no son permitidos junto a un montón de mujeres que al igual que ella son recluidas sociales, llamadas a sí mismas “Amars”. Un día Tsukimi conoce a Kuranosuke un chico travestí quien le ayuda a salvar a una medusa de su muerte y es ahí cuando la historia comienza.

Entre las “Amars” está Chieko que es como la jefa del establecimiento ya que es hija de la dueña, ella una otaku que le gusta todo lo tradicional japonés, especialmente el vestir kimono y coleccionar tétricas muñecas japonesas; luego tenemos a Mayaya que está obsesionada con los expedientes de los Tres Reinos (una novela china muy famosa de finales de la época imperial y la China moderna). Ella hace constantes referencias a los acontecimientos de ese período de tiempo y tiende a exaltarse demasiado y gritar cuando habla. Otra integrante, Jiji-sama, ella es una otaku de … viejos… sí eso… le gustan los hombres de la tercera edad… (sin mencionar que su nombre hace referencia a eso mismo), de entre este extraño grupo a ella es a la que menos entiendo… pero todos tienen su propios gustos; luego tenemos a Banba-san, es una chica (si… es mujer) que le gusta con obsesión los trenes, se sabe todos los itinerarios y estaciones, su voluminoso afro es un permanente natural(?); y por ultimo, está Mejiro-sensei, exitosa dibujante de manga yaoi que ejerce cierto tipo de liderazgo desde la sombra ya que nunca la ven y solo se pueden comunicar con ella a través de notas deslizadas por debajo de la puerta (secretamente ella es mi favorita xD).

Y por otro lado, un importante personaje, pero que no se destaca mucho, es el hermano de Kuranosuke (el travesti) Shuu Koibuchi que de niño tuvo un trauma cuando vio a su padre coqueteando con otra mujer, está perdidamente enamorado de la versión transformada de Tsukimi (cuando Tsukimi esta en su versión normal, no la reconoce) es tan gracioso y virgen xD, es del tipo responsable y recto.

“after” Tsukimi

Por desgracia, el anime solo duro 11 capítulos (hubiera querido que fuesen más! D:), no es tan diferente a un shoujo manga, claro que tiene un poco de contenido que las pequeñas no deben ver (o sea el travesti… xD), es una serie que me atrapó desde el comienzo, no paré de reír y divertirme en ningún capitulo, y amo las pausas y explicaciones de “Clara o Kurara” la mascota de Tsukimi.

La historia no está tan sujeta al manga pero toca los puntos importantes (por ejemplo en el manga Chieko y Jiji-sama descubren que Kuranosuke es hombre, pero por una “extraña explicación” xD se enmienda ese problema) así que se puede ver el anime sin que parezca que la historia va un poco fuera de lugar (como me pasó con Kuroshitsuji D:). En fin es un anime imperdible, especialmente por que hay el “Before and After” de las chicas xD, excepto por Chieko-san xD. Quisiera una segunda temporada!!! 😀