Probablemente han escuchado algo de ella, mayormente por ser de los mismos autores de Death Note, o por tratarse de un meta-manga, ya que la historia va de dos muchachos que están intentando convertirse en mangakas.

Sea uno o lo otro intentare darles una pequeña opinión y un empujón para zambullirse en el mundo de Bakuman.
Es un manga y anime shounen que empezó a publicarse el 8 de agosto de 2008 en Japón y un anime el 2 de octubre de 2010, creado por Oba Tsugumi y  Obata Takeshi, autores del manga Death Note, publicado semanalmente por la revista Shounen Jump y el primer capítulo estuvo disponible en varios idiomas por medio de Internet

Trama

Todo  inicia cuando por un descuido Mashiro Moritaka, un estudiante de secundaria, deja un cuaderno con un dibujo de su compañera e interés romántico Azuki Miho en el colegio. Al volver para buscar el cuaderno se encuentra con su compañero Takagi Akito. Primero le dice que cree que Azuki también siente algo por él, pero Mashiro termina creyendo que Takagi también siente algo por Azuki. Luego intenta persuadirlo para que se convierta en mangaka, y dibuje el arte para sus historias, pero Mashiro tiene dudas acerca de ello, en especial luego de que su tío un ex mangaka serializado haya muerto por exceso de trabajo intentando recuperar su estatus.

Más tarde Takagi llama a Mashiro para decirle que él se confesará a Azuki, lo cual hace que Mashiro se apresure a llegar a la casa de Azuki para evitarlo; al llegar descubre a Takagi allí. Takagi luego llama a Azuki y le confiesa que él y Mashiro quieren ser mangakas. Allí Azuki les revela que ella quiere convertirse en Seiyuu; en ese momento Mashiro recordando las desventuras románticas de su tío, pide matrimonio a Azuki, quien acepta bajo la condición de que se casaran solamente luego de alcanzar sus sueños. Ahora Mashiro tiene la motivación necesaria para llevar su sueño a la realidad; convertirse en un mangaka famoso, cuyo trabajo sea llevado a la TV y Azuki pueda ponerle voz a la protagonista de su historia. Para ello deberá junto a Takagi sobrellevar muchos desafíos, ya que apenas empiezan como simples apostadores. (Baku+man viene de “Bakuchi” que es apostar en  y man viene de manga)

Review

Bakuman es un shounen ya que  la historia se apega a la formula perfectamente, pero aún así se la siente diferente. Carece de los típicos personajes con superpoderes, no hay situaciones extraordinarias, tan solo son dos muchachos y su sueño. Precisamente ese es el elemento principal de todo shounen; un personaje o grupo con una meta, por la cual deberá pasar diversos desafíos y al final terminara por alcanzar su objetivo.

Pero al ser gente común con un sueño es lo que permite a Bakuman sumergirnos en su trama, la identificación con los personajes es sencilla y sin vueltas ya que todos vivimos nuestra propia historia con algún sueño. Y aquí intentan plasmar esa situación con sus altos y bajos, todo lo que una persona vive a cada instante al perseguir un sueño.

En la historia que para muchos es algo lenta, se puede vivir la pasión de Mashiro y Takagi en cada capitulo. Ya sea mientras batallan para llegar a la fecha de entrega, o esperan los resultados de algún concurso, o simplemente la ansiedad de Mashiro en algún asunto relacionado a Azuki; es donde Bakuman se luce y nos recuerda porque nos gusta tanto el anime y manga. La capacidad de plasmar emociones en forma tan vívida y obligarnos a replantearnos nuestra situación actual es de lo que se trata el anime.

Sea una descripción suavizada de lo que conlleva ser un mangaka, ya que la realidad se las ingenia para hacer todo más difícil, Bakuman responde varias interrogantes que muchos teníamos en mente sobre el mundo del manga. Y como la pinta la serie, es como todo en la vida, una apuesta; o pones de tu parte dándolo todo y asumiendo riesgos, o no lo haces. Sea que pierdas la apuesta, si se tiene pasión suficiente se logra la fuerza para animarse a apostar de nuevo.

Bakuman también se luce en los personajes al igual que Death Note, cada uno por más mínima participación que tenga es una pieza más en la historia que juega un papel en su avance y le da un toque de realismo. La única deficiencia que se le puede encontrar es que los personajes femeninos tiene un rol más de soporte, siendo relegados a un segundo plano la mayor parte del tiempo, pero siendo un shounen era de esperarse.

En definitiva Bakuman es una historia para recomendar, sea el anime o el manga (que seguramente tiene un relato sin prisas y detallado), representa el espíritu del genero shounen llevado una situación con toques de Slice of Life, y dando un vistazo al mundo de los mangakas.